Al igual que la historia cuenta lo que fueron las siete plagas de Egipto, a los falleros, que no merecen tales castigos,  les está tocando aguantar otro tipo de “plagas” que no hacen  más que desdibujar su rica historia y  antigua tradición con una serie de normativas y regulaciones que complican la vida y desarrollo de las fallas.

La última guinda la ha puesto el nuevo presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, cuando en su discurso de investidura anunció que iba a eliminar los puentes y trasladar los días festivos a los lunes más cercanos con excepción de aquellas fiestas de especial arraigo social; proyecto con el que complace a la patronal CEOE.

¿Son las Fallas fiesta de especial arraigo social? De no ser así  consideradas ya tenemos el día 19, festividad de San José, en danza. En las Fallas 2012, cae en lunes y no habrá cambio. El traslado al lunes llegaría con las Fallas 2013 de no pactar una solución.

Los falleros han recibido la noticia con incertidumbre. El concejal de Fiestas, Francisco Lledó, afirmó en la pasada asamblea de presidentes que es un poco prematuro para hablar de ello, y añadió:. “A nivel personal no me gustaría sacar la cremà del día 19”.

Cabe recordar que hace unos años se produjo la votación de la celebérrima propuesta de cambiar el día de San José al tercer lunes del mes.

El entonces concejal de Fiestas y presidente ejecutivo de la Junta Central Fallera, Alfonso Grau, convocó un referéndum para que las fallas se pronunciasen. Los falleros votaron y hablaron  y lo hicieron a favor de mantener  la fecha del día de San José según lo señale el calendario. Nuevamente aparece el fantasma del cambio. Creo que ha llegado el momento de que nuevamente los falleros salgan de su silencio, dejen de pegar “la cabotá” en plenos y asambleas y se pronuncien con determinación, libertad y reivindiquen con serenidad  el leiv motiv del festejo fallero que no es otro que la plantà de una falla y su cremá, el día 19, festividad de San José, de acuerdo con el calendario. Deben alzar la voz. De lo contrario, nos vendrá por decreto el cambio.

Anuncios