El próximo martes los presidentes plantarán cara al Consell y decidirán, por primera vez públicamente, si aceptan pasar San José al tercer lunes del mes de marzo o lo rechazan. En la votación estará la respuesta, aunque se prevé un no mayoritario al cambio.

En este punto surgen varias preguntas clave: ¿Si las fallas dicen no al cambio lo aceptará el Consell? ¿Si no se acepta la decisión del mundo fallero para qué habrá servido la votación promovida por el propio concejal de Fiestas?

Por otro lado cabe destacar que el pabellón de La Fonteta albergará mañana la elección de las cortes de honor de las falleras mayores de Valencia para 2013. Sólo 26 aspirantes, mayores e infantiles, por decisión de los jurados tendrán el honor y suerte se ocupar un puesto en las cortes. La verdad es que este año el proceso de elección de las cortes de honor ha pasado desapercibido. Las pocas informaciones se han dado a través de la web de la Junta Central Fallera. ¿A qué puede ser debido? Personalmente opino que este desinterés en el proceso de elección es directamente proporcional a los muchos problemas, sobre todo económicos que tienen las fallas para salvar el ejercicio y más ahora con ese asfixiante 21 % de IVA, aspectos que han polarizado la información.

El mal menor para equilibrar el presupuesto del monumento fallero sería restar el valor del IVA, con lo que los monumentos falleros bajarían de monumentalidad. Aspecto que ya han puesto en marcha algunas comisiones. Creo que es obligada la reflexión y pensar que el sector productivo de las fallas es atípico, con un crecimiento nulo, ya que cada año se pueden contar con los dedos de la mano las fallas de nueva creación. Todos dicen que es un sector singular y único en el mundo y como tal quieren protegerlo. Visto lo visto no se ven gestos para ello. Para su protección han solicitado a la UNESCO la declaración de patrimonio inmaterial de la Humanad. Muy bien, pero hay que recordar que si se cambia la fecha del 19 de marzo, buscando la rentabilidad económica, dicha declaración tiene todos los números de irse al traste. Tiempo al tiempo.

 

 

 

Anuncios