La tarde invita a pasear y contemplar el deambular de los ciudadanos, unos camino del trabajo y otros, dejándose llevar, sin prisa, por “il dolce far niente”-lo dulce de no hacer nada- del que está de vacaciones o simplemente ocioso que mata las hora del día paseando por la ciudad; estamos en la época que los guiris lo invaden todo. Ejemplo, sólo hay que acercarse por la plaza de la Reina y de la Virgen.

La mayoría de los extranjeros que visitan nuestra ciudad los pueden ver máquina fotográfica en ristre captando todo aquello que les gusta o llama la atención, como es el caso de lo que contemplé en la plaza de la Virgen: dos objetos fueron diana de las fotografías, uno de ellos un curioso árbol, situado en los jardines de la Generalitat y otro que no es más que la figura en bronce del Ángel Custodio, situado sobre artística pieza de piedra en una esquina del propio jardín.2015-04-01 18.56.322015-04-01 18.55.45Vaya por delante que estoy seguro que los valencianos saben de qué se trata y su curiosa historia; de no ser así sirvan estas líneas como recuerdo.  El árbol en cuestión está situado en una de las zonas más visitadas de la ciudad: el Jardín de los Naranjos, detrás del Palau de la Generalitat y junto a la plaza de la Virgen. Según los especialistas de parques y jardines del Ayuntamiento, se trata de un pino canario de unos 80 años de edad que crece inclinado, tanto que no son pocos los que se preguntan si se puede desplomar. Los especialistas municipales han confirmado que el ejemplar goza de buena salud y ven difícil que se desplome. Cabe recordar que el jardín ocupa el espacio donde antiguamente estaba situad el Consistorio de la Ciudad.

La otra pieza en cuestión no es más que la estatua en bronce del Ángel Custodio. La figura tiene su origen en la representación del Ángel del paraíso; está representado con sus atributos que no son más que la espada y el escudo del reino o la ciudad a que custodian, aunque en algunas pinturas aparece sosteniendo una corona en su manos izquierda.

La imagen del Ángel Custodio la podemos encontrar en la iglesia de San Juan del Hospital, concretamente en la capilla de Santa Bárbara; algunos lo recordarán si algún año han tenido la oportunidad de acompañar, muy temprano, a las falleras mayores de Valencia, en su visita a la capilla y ofrenda floral a los pies de la imagen, antes de iniciarse la macrodespertà.

Cabe recordar que dicha figura formaba parte de los tres brazos organizativos de la Generalitat; San Jorge, brazo militar; la Virgen, brazo eclesiástico y el Ángel Custodio, brazo civil o ciudadano.

De acuerdo con numerosos historiadores el Ángel Custodio se venera desde 1446, fecha en la que los Jurados de la ciudad proclaman su fiesta como protector de la ciudad y reino.

 

Anuncios